Manifestación 14 junio en favor de la ciencia

La ciencia en España se muere. Y no lo hace por culpa de investigadores holgazanes, no. Todo lo contrario, miles de científicos que trabajan jornadas maratonianas, sin fines de semana y sin vacaciones porque siempre hay que entregar un artículo o lanzar experimentos, se esfuerzan día a día en levantar un país que parece no quererles. Y, además, todo este esfuerzo lo hacen por un mísero sueldo que, incluso, en Portugal se duplicaría. Ahora estos jóvenes y no tan jóvenes investigadores, en el mejor momento de su carrera, donde todo el dinero invertido repercutiría en el país, están ahora emigrando, para que otros países que no han invertido ni un céntimo es su educación se aprovechen. Y no lo hacen por falta de patriotismo, ni por ganar más, ni por el prestigio que los investigadores tienen en cualquier otro sitio. No. Lo hacen porque un gobierno incompetente, con unas estrechez de miras que se sale de cualquier escala de medida, los echan. Los echan reduciendo el presupuesto en un 40% en I+D+i, en retrasar los proyectos o cambiar las condiciones de un día para otro saltándose todo convenio, en buscar formas muy ingeniosas para obligar a los investigadores a trabajar un año más por el morro, con el mismo presupuesto que con un año menos. Un equipo de gobierno, que al igual que su antecesor, está empeñado en hundir a España en la miseria hipotecando su futuro.

Y es que sin ciencia no hay futuro. Estos políticos que se llenan la boca de patriotismo y que ya han hundido la economía, convirtiéndonos en un país de precarios, no se cortan un pelo en llenarse los bolsillos mientras traicionan, no sólo a sus ciudadanos, si no a tus hijos y a los hijos de tus hijos. Y es una realidad. Las potencias emergentes nos van a comer, nos convertiremos en un país tercermundista porque ellos lo harán más barato y mejor (por el momento sólo lo hacen más barato). ¿Y por qué? Porque están invirtiendo cada vez más en ciencia mientras nosotros nos quedaremos en la cola, en la miseria. Y ni siquiera el turismo nos ayudará puesto que el cambio climático, si no invertimos en investigación en renovables, van a convertir en España en un desierto.

Por todo esto, por tu hijos y su futuro, te animo, mañana viernes 14 de junio, a asistir a cualquiera de las manifestaciones que tendrán lugar en diversas ciudades españolas. Sé solidario con este colectivo porque tú también te juegas mucho. Todos nos jugamos mucho,