Gran Atlas Occidental

Autor: Sergio Luján Mora
Socios: José Luis y Sergio.
Fecha: diciembre 2006

El Atlas es un sistema montañoso que recorre durante 2400 km el noroeste de África, desde Túnez por Argelia y hasta Marruecos. Su pico más alto es el Toubkal, con 4167m, al sudoeste de Marruecos en 31°03'43?N, 7°54'58?O. La población del Atlas es fundamentalmente bereber en Marruecos y árabe en Argelia. En la zona de Marruecos, la cordillera se divide en el Atlas Medio más cercano a la costa y con hasta 3350 m de altura, el Alto Atlas más al sur y con hasta 4165 m y el Anti-Atlas más al sur y con hasta 2060 m.

El Atlas separa las costas del mar Mediterráneo y del océano Atlántico del desierto del Sahara y, de hecho, es uno de los factores que provocan la sequedad de este desierto.

Fuente: Wikipedia Atlas (cordillera)

El viaje lo iniciamos en Madrid, con un vuelo directo Madrid - Marrakech.

El aeropuerto de Marrakech es pequeño. En el mismo aeropuerto podemos cambiar dinero en una oficina bancaria o sacar dinero directamente de un cajero. La moneda del país es el dirham marroquí.

En Marrakech hay poco que ver. Lo más famoso es la plaza Jamaa el Fna, una gran plaza que todo el dia se encuentra llena de actividad y de gente. En la plaza podemos encontrar vendedores de zumos, de frutos secos y de plantas. Por la noche se llena de puestos de comida y la plaza se llena de humo.

Antes de irnos a la montaña hay que disfrutar de la buena comida marroquí. Podemos disfrutar del famoso cous-cous o de la sopa harira.

La ruta montañera comienza en el pueblo de Imlil, que se encuentra a unos 70km de Marrakech. Para viajar de Marrakech a Imlil lo mejor y más fácil es contratar un taxi. En Marruecos es imprescindible discutir (regatear) el precio de todo.

El pueblo de Imlil es muy pequeño, básicamente es una calle sin pavimentar de unos 200m de longitud con casas (tiedas) a sus dos lados. Lo normal es que los habitantes (vendedores) de Imlil se nos echen encima para vendernos cualquier cosa.

En Imlil podemos contratar un mulero para que nos suba todo el material al refugio. El camino hasta el refugio son unas 5h, así que será una gran ayuda y nos permitirá estar más descansado al día siguiente para ascender a alguna montaña.

El camino hasta el refugio no presenta dificultad alguna. Poco a poco vamos ascendiendo y empezamos a ver las cimas de las montañas nevadas, lo que hemos venido a buscar.

Por el camino pasamos cerca de algún pueblo pequeño con la arquitectura tradicional marroquí.

Al final de la ruta llegamos al refugio. Es impresionante encontrar este refugio, formado por varios edificios, a esta altura.

El refugio del Toubkal se encuentra a 3.207m y depende del Club Alpino Francés (CAF).

En el refugio sólo hay cobertura en la ventana que da hacia el norte, así que en ella se acumulan todos los teléfonos móviles. Cuando suena un teléfono, la gente se lanza desesperada a recuperar su teléfono...

Al día siguiente realizamos la ascensión al Jbel Toubkal de 4.167m, el pico más alto de Marruecos y del norte de África. En la cima podemos encontrar esta estructura metálica que hace que la montaña sea unos tres metros más alta.

Una foto para demostrar cuando volvamos que sí que subimos al Toubkal. La ascensión no presenta ninguna dificultad técnica. La altura se nota: en los últimos metros es necesario pararse de vez en cuando para recuperar la respiración.

Al día siguiente hicimos dos cimas más, un 2x1. Contratamos a un guía del refugio para que nos lleve a la cima, ya que no hay huella y no nos queremos perder. En primer lugar subimos al Timesguida de 4.089m.

Desde la cima del Timesguida se puede sacar una buena foto del Toubkal.

A continuación nos dirigimos hacia la segunda cima, el Ras N'ouanoukrim (Ouanoukrim) de 4.083m, que se encuentra a unos 30 minutos, a través de un collado a 3.968m de altura.

En la cima del Ras con una amiga vasca y el guía que contratamos (era el hijo del encargado del refugio).

En total, tres cimas del Atlas Occidental: Jebel Toubkal, Timesguida y Ras N'ouanoukrim.

Como me dolía la rodilla por la lesión que tuve al correr el maratón de Benidorm unas semanas antes, el viaje de bajada lo hice en mula. ¡Qué miedo!

En Marruecos los mulos funcionan con gasolina de 98 octanos.

Como nos quedaban unos días libres, hicimos un poco de turismo. Visitamos la estación de esquí de Oukaimeden a 3.265m. Un poco decepcionante, porque las instalaciones no son muy buenas. Nos comentaron que los árabes habían comprado la estación y querían construir un gran complejo.